Hola Visitante

En el presente Blog encontrarás informacion sobre la Agronomía, usos, noticias,tips, que podrás usar para tus cultivos, tu jardin. Espero te guste, deja comentarios para mejorar cada dia... ¡Bienvenido!

Universidad Autónoma Chapingo

Edificio de Rectoría de la UACh, institución con liderazgo, reconocimiento nacional e internacional con alta calidad en la educación Agronomica en México.

Zinnia elegans

Existen en México una gran variedad de plantas ornamentales. La planta "Miguelito" (Zinnia elegans), comúnmente llamada así en algunos lugares de México es una de ellas.

Cultivo de Fresa

La agricultura desempeña un papel esencial para responder a los nuevos desafíos de desarrollo a escala planetaria por lo que la Investigación diaria es esencial.

Cultivo de Frijol

Una de las plantas representativas de México por su importancia en la alimentación.

Enseñanza de la Agronomía

Como base del motor de la sociedad, el conocimiento Agronomico es necesario en la sociedad tanto para Productores como para la población en general.

viernes, 29 de julio de 2016

Yeso para proteger tu agua de riego

El yeso puede tener un gran futuro — no sólo por su capacidad de reforzar la productividad de los cultivos — sino también como agente protector del agua.

Warren Dick, científico de la Facultad de Ciencias de los Alimentos, Agrícolas y Ambientales de la Universidad Estatal de Ohio, EUA, lleva dos años de un estudio que durará tres años, en el que se analizan los beneficios del yeso en las operaciones agrícolas, incluyendo la calidad del suelo, los rendimientos de los cultivos y la disminución de los escurrimientos de fósforo.

Positiva retroalimentación
Dick comentó que hasta el momento los campos de cultivo que fueron tratados con yeso en su estudio, están experimentando una reducción promedio del 55% en los escurrimientos de fósforo soluble; conforme a los resultados de las pruebas realizadas a muestras de agua recolectadas de los drenes de los campos de cultivo.

“No hay una sola tecnología que resuelva por sí misma el problema de los escurrimientos de fósforo,” comenta Dick, quien también es profesor de química edáfica y ambiental de la Facultad de Recursos Naturales y Medio Ambiente: “Sin embargo, creo que el yeso será una de las herramientas que utilizarán los productores junto con otros métodos para formar un paquete de manejo completo.”

Los expertos dicen que los escurrimientos de fósforo soluble provenientes de las operaciones agrícolas ocasionan brotes de algas dañinas que han plagado algunos lagos en los últimos años (entre éstos resalta el Lago Erie, norte de EUA).

Fertilización complementada
El fósforo soluble es la forma de fósforo que los cultivos y otras plantas absorben con más facilidad y también es la forma de fósforo más preocupante, debido a que las algas también lo aprovechan para proliferar.

Dick está realizando su investigación en las granjas ubicadas en la cuenca del Río Maumee, y alrededor del gran lago  St. Marys, el cual también sufrió los estragos de los brotes de loto. La cuenca Maumee, ubicada en el noroeste de Ohio alberga a la ciudad de Toledo y es el tributario más grande del Lago Erie.

El yeso, nombre común del sulfato de calcio es un material en polvo de color blanco. Los productores pueden utilizar los equipos de distribución de  abono normales para aplicarlo.

El yeso aplicado sobre el campo de cultivo se liga con el fósforo soluble en el suelo, comenta Dick. Esta práctica evita que el fósforo se pierda en forma de escurrimientos y lo conserva disponible para las plantas.

Conforme a los resultados de su investigación, los efectos del yeso perduran al menos durante 20 meses después del tratamiento.
“Así se tiene lo mejor de ambos mundos” asegura. “El fósforo permanece en el suelo y en el campo de cultivo, que es donde deseamos que esté a disposición del maíz y otros cultivos, cuando lo necesiten.”

Comentó que el yeso también proporciona dos nutrientes que ayudan a mejorar el suelo y el rendimiento: El azufre es un nutriente agrícola esencial que cada vez es más escaso en ciertos suelos, en especial en los suelos en los que antes se cultivaba maíz.

El calcio también es un nutriente esencial de los cultivos y puede evitar que la superficie del suelo se endurezca formando costras, afloja el suelo y mejora la infiltración del aire y el agua.


Beneficios a largo plazo
La investigación realizada por Dick sobre el yeso ha detectado que este producto puede aumentar los rendimientos del maíz y la alfalfa, en un 50% ó más.

El uso del yeso para mejorar y enriquecer el suelo se remonta a la época de los griegos y los romanos. Benjamin Franklin fue uno de sus primeros promotores en Estados Unidos.

Al ampliar el trabajo de investigación hasta abarcar el ámbito ambiental, se encontró que el yeso utilizado por Dick en su estudio no proviene de la minería, considerada la fuente tradicional de yeso.

Este yeso es un producto secundario que se obtiene al separar el bióxido de azufre de las emisiones producidas por las centrales eléctricas que operan con carbón. El proceso genera millones de toneladas de yeso cada año. Parte de ese yeso sirve para fabricar tabla roca; pero la mayor parte de ese yeso no tiene otros usos y termina en los rellenos sanitarios.

Fuente: Departamento de Extensionismo de CFAES, Universidad de Ohio, EUA. Artículo originalmente publicado en CropLife, revista hermana de Productores de Hortalizas, ambas publicaciones de Meister Media Worldwide.

viernes, 1 de abril de 2016

Guía para Transplantar

El desempeño de una operación de trasplante exitosa requiere varios pasos para asegurarse de que se vaya en buen camino, pero se notarán las ventajas. La utilización de trasplantes e injertos puede ayudar a evitar la diseminación de enfermedades y superar la aflicción de una maleza en el suelo. A continuación mostramos consejos claves que cubren la totalidad del proceso para implementar esta antigua pero novedosa técnica.


Al realizar una siembra

Localización. A la hora de elegir un lugar para sembrar, favorezcan el que cuente con sombra e inocuidad y esté cerrado para evitar que el polvo sea un contaminante.

Equipo. En cuanto a las charolas, deben ser desinfectadas antes de su uso — y en caso de tener historial de clavibacter, es aconsejable cambiar de charolas. En caso de utilizar máquinas de siembra, éstas deben ser desinfectadas en su totalidad con sales cuaternarias de amonio antes de su uso y al concluir las siembras.

Si va a sembrar a diario sugiero limpiar el equipo antes y después de cada día de labor. En referencia a las estibas de las charolas, deben hacerlas en orden y evitar el deslizamiento encima de las charolas.

Mano de obra. Es necesario tomar medidas del personal para prevenir la diseminación. No permitan la entrada de personas que están trabajando en los invernaderos o áreas de producción, para la realización de las siembras. Si su única opción es utilizar ese personal, asegúrese que esas personas no tengan contacto con el cultivo en los dos días anteriores. El personal debe desinfectarse las manos antes de la siembra y utilizar ropas limpias y de preferencias mandiles.

Preparación de sustrato. Al realizar la preparación del sustrato de siembra, hay que ser cuidadosos al mantener el balance de humedad. Evite que el sustrato se pegue al suelo o piso; es aconsejable el uso de un plástico limpio en el fondo.

Las siembras en los hoyos no deben ser muy profundas ni muy superficiales; la sugerencia es que sea de 1 a 2 centímetros de profundidad, dependiendo del tipo de semillas.

También cabe destacar que siempre deben cuidar que las semillas queden al centro de las cavidades.

Al tapar las semillas, hacerlo con sustratos, vermiculita o sustratos más vermiculita, cualquiera de las tres opciones. Mi sugerencia es utilizar vermiculita para tapar las semillas.

Traslado a la sala de germinación. Finalmente el traslado a la sala de germinación o al área de producción es un momento clave en el que deben proceder con el mayor de los cuidados y con una protección para evitar contaminación cruzada.

Cuidados en la cámara de germinación

Al igual que el área de siembra, la cámara de germinación tiene que estar limpia e inocua, por lo tanto habrá que desinfectar con cloro y/o sales cuaternarias de amonio.

Temperatura. El lugar debe tener una temperatura de aproximadamente 25°C; si excede de 28°C, a medida que sube la temperatura, disminuye el porcentaje de germinación. Si está por debajo de 20°C, tardaría más días en germinar las semillas. Esto aplica para cualquier lugar que se elija para germinar las semillas.

Manejo de charolas. Al llegar las charolas es aconsejable que se acomoden bien encima de una tarima, evitando cualquier deslizamiento encima de las charolas. Una vez estibadas, vale la pena cubrirlas con un plástico para evitar daños por las alimañas.

Monitoreo. El próximo paso es monitorear al segundo y tercer día para ver cómo va la germinación — en el caso de pepino, sugiero no llevarla a cámara de germinación si el tiempo está demasiado cálido.

Traslado a la sala de producción. Una vez que se inicie la germinación, las charolas necesitan ser llevadas al área de producción de plántulas, evitando que se pasen. A penas se observe que inicia la germinación, deben trasladarlas.

Al sacar las charolas deben evitar el deslizamiento; si no se tiene ese cuidado, la posibilidad de dañar plantas germinadas es muy alta. En fin, al trasladarlas no deben estibar una charola encima de otra y deben ir protegidas.

Manejo del área de producción de plántulas

Antes de traer las charolas al área de producción de plántulas o germinadero, asegúrense que esté limpio y desinfectado. Deben fumigar antes de traer las charolas — primero desinfectar con sales cuaternarias de amonio, el piso, las mesas, laterales, tubos, con sumo cuidado y despacio. Luego, realizar una aplicación de insecticida de contacto.

Es aconsejable que la temperatura de esta área sea de unos 20 a 28°C y herméticamente cerrada.

Si van a construir un germinadero nuevo, sugiero que esté alejado del área de producción, así evitarán contaminación cruzada.

Una vez colocadas las charolas en las mesas se les dará los riegos según las necesidades y no en automático.

Al momento de tener las plántulas listas para sus traslados al campo, tenemos dos opciones: la primera es llevar las charolas al campo, y la segunda es sacar las plántulas y colocarlas en huacales para sus traslados. Si van a utilizar huacales, estos deben ser desinfectados y lavados antes de que se coloquen las plántulas. Para desinfectarlos, pueden utilizar los mismos productos utilizados para desinfectar charolas.

Al realizar el trasplante

Después de la desinfección de costumbre ya explicada, en el traslado del germinadero al invernadero, deben asegurarse que están protegidas las plántulas. Primero distribuir las plántulas en los invernaderos que se van a plantar ese día. El personal debe venir limpio y desinfectado, evitando que vengan de otras áreas de producción.

Colocar estaciones de lavado de manos para que antes de trasplantar y durante el trasplante, la desinfección de las manos sea constante. Sugiero dividir el personal por área; así tenemos control de quien está realizando bien o mal su labor. El momento del trasplante, debe ser en hora fresca y de preferencia que sea en las tardes, si los días son calurosos.

Al plantar deben colocar las plántulas derechas, al centro del hoyo, y con profundidad no superior a los cotiledones para los tomates, y hasta donde llegue el sustrato para pimiento y pepino. Solo en casos especiales el técnico decidirá si será más profunda, por haberse pasado de tiempo y si las plantas están muy grandes.

jueves, 7 de enero de 2016

Protección contra Heladas, Técnicas y labores culturales.

El daño que las heladas ocasionan a los cultivos no se debe a la temperatura fría, sino a la formación de hielo extracelular (fuera de las células) en el tejido vegetal; el cual extrae el agua y deshidrata a las células, ocasionándoles lesiones. 

Después de los periodos fríos, las plantas tienden a endurecerse para protegerse de los daños por congelamiento y pierden el endurecimiento después de un periodo cálido.

Una combinación de éste y otros factores determinan la temperatura a la cual se forma hielo dentro del tejido vegetal y por ende determinan el momento en el que ocurre el daño.  La cantidad de lesiones por heladas aumenta al bajar la temperatura.


La temperatura que corresponde a cada nivel de daño específico es llamada “temperatura crítica” o “temperatura de daño crítico.”

Existen dos estrategias de protección contra heladas: protección pasiva y activa. A continuación les mostraremos estrategias de protección pasiva.

La protección pasiva incluye los métodos que se llevan a cabo antes de una noche de heladas para tratar de evitar la protección activa. Por lo general, los métodos pasivos son menos costosos que los métodos activos y con frecuencia sus beneficios son suficientes para eliminar la necesidad de protección activa.




Drenado con aire frío
Es común utilizar árboles, arbustos, montículos de suelo, haces de paja y cercas para controlar el flujo de aire alrededor de las áreas agrícolas.

Cuando estas barreras de protección se colocan de manera adecuada, pueden ayudar a evitar daño por heladas.

Selección de cultivos
Es importante elegir plantas que florezcan de manera tardía para reducir la probabilidad de daño por congelamiento; además de seleccionar plantas que sean más tolerantes a las heladas.

Por ejemplo, los árboles frutales caducifolios y las enredaderas no sufren daño por heladas en el tronco, las ramas, ni en las yemas en dormancia; sin embargo sí sufren daños al momento en que se desarrollan las flores, los pequeños frutos, o los frutos secos tipo nueces.

El seleccionar plantas caducifolias con brotes de yema y florecimiento tardíos, ofrece buena protección, ya que la probabilidad y el riesgo de daño por heladas disminuirán en la primavera. En los cítricos, es preciso seleccionar variedades más resistentes.

Por ejemplo, los limones agrios son menos tolerantes al daño por heladas, seguidos por los limones dulces, la toronja, los tangelos (híbrido de mandarina y toronja) y las naranjas, que son más tolerantes. Asimismo, se sabe que el portainjertos (patrón) de naranja trifoliada mejora la tolerancia a las heladas de los cítricos, en comparación con otros porta injertos.

En cuanto a cultivos anuales en campo y cultivos en hileras, es importante determinar la fecha de siembra para reducir al mínimo la posibilidad de exponer el cultivo a temperaturas bajo cero. En algunos casos los cultivos de campo y los cultivos en hileras no son sembrados directamente en el exterior.

Se siembran primero en ambientes protegidos y después son trasplantados al campo, una vez que ha pasado el peligro de congelamiento. Si no es posible evitar las temperaturas de congelamiento, entonces es preciso seleccionar a los cultivos que se van a sembrar conforme a su tolerancia a las temperaturas bajo cero.

Manejo de la nutrición vegetal
Los árboles poco saludables son más susceptibles al daño por heladas pero pueden mejorar con la fertilización.

Por otro lado, los árboles que no son fertilizados de manera adecuada tienden a perder sus hojas a principios del otoño y florean de manera temprana en la primavera, lo cual aumenta su susceptibilidad al daño por heladas.

Beneficios de una nutrición adecuada

En general la fertilización a base nitrógeno y fósforo antes de las heladas promueve el crecimiento y también aumenta la susceptibilidad al daño por heladas.

A fin de mejorar el endurecimiento de las plantas, es necesario evitar las aplicaciones de fertilizante nitrogenado a fines del verano o principios del otoño.

Sin embargo, el fósforo es importante para la división celular y por lo tanto se requiere para la recuperación de tejido después del congelamiento.

El potasio tiene un efecto favorable en la regulación de agua y la fotosíntesis en las plantas; no obstante, los investigadores mantienen una opinión dividida en cuanto al uso del potasio para protección contra las heladas.

Poda acuada y cubiertas vegetales

Poda adecuada

Se recomienda la poda tardía para retrasar el crecimiento y floración de las vides, con frecuencia es benéfica la poda doble.

Una buena práctica es primero podar las ramas bajas de las vides, para luego podar las ramas más altas; ya que las ramas más bajas son más propensas a sufrir daños.

El podar las vides para elevar el fruto por encima del nivel del suelo es un buen método de protección, ya que la temperatura durante las noches de heladas aumenta con la altura.

Si se cultivan árboles caducifolios en un clima lo suficientemente frío para causar daños a las yemas en dormancia, es preferible evitar podarlos.

Cubiertas vegetales

Las cubiertas en las hileras de plantas conservan mejor el calor que los cultivos a cielo abierto y por lo tanto aumentan las ondas largas de radiación descendente por la noche, además de reducir las pérdidas de calor por convección en el aire.

Por lo general se utilizan cubiertas removibles de paja y materiales sintéticos. Debido a los costos de mano de obra, este método se utiliza principalmente en pequeñas plantaciones de plantas no muy altas que no requieren estructuras de respaldo.

Algunas veces se presentan problemas de enfermedades debido a la falta de ventilación. Los plásticos de polipropileno tejidos o hilados se utilizan para proteger a los cultivos de alto valor. El grado de protección varía entre 1 °C a 5 °C, dependiendo del espesor del plástico.

Algunas veces se usa plástico blanco para los patrones o porta injertos, siempre y cuando no sean cultivos de hortalizas o frutas.

Se ha observado que al cubrir las vides con polietileno negro aumenta la temperatura del aire cerca del follaje hasta en 1.5 °C. Sin embargo, en términos generales el plástico transparente es más efectivo.

El plástico transparente calienta el suelo más que el plástico negro y el humedecer el suelo antes de aplicar el plástico, mejora en gran medida la efectividad.

En términos generales, los acolchados de materia vegetal sólo se recomiendan para sitios en los que el congelamiento de los suelos presenta problemas para preparar el suelo. Para los huertos no caducifolios, la poda hasta el ras de las primeras ramas permite que haya mejor transferencia de radiación al suelo y de hecho mejora el nivel de protección.

Evite el cultivo en suelo y riego

Evitando el cultivo en suelo
El cultivo en suelo crea espacios de aire y debe ser evitado durante los periodos en los que hay probabilidades de heladas.

El aire es muy mal conductor del calor y tiene calor específico bajo, por lo que los suelos con más y más grandes espacios de aire, tienden a transferir y a almacenar menos calor. Si se cultiva en suelo, el compactar y regar el suelo mejorará la transferencia de calor y el almacenaje.

Riego
Cuando los suelos están secos, hay más espacios de aire, lo cual inhibe la transferencia y el almacenaje de calor. Por lo tanto, en años secos, se mejora la protección contra las heladas al humedecer los suelos secos.

La meta es mantener el contenido de agua en el suelo a niveles cercanos a la capacidad de campo; es decir, el contenido de agua que tiene el suelo 1 a 3 días después de humedecerlo cuidadosamente.

No es necesario mojar el suelo profundamente, ya que la mayor parte de la transferencia y el almacenaje de calor diario ocurre en los primeros 30 cm de suelo. El color del suelo se hace más obscuro al humedecerlo, lo cual a su vez aumenta la absorción de radiación solar.

No obstante, cuando la superficie está húmeda, también aumenta la evaporación y las pérdidas de energía por evaporación tienden a contrarrestar los beneficios de una mejor absorción de radiación.

Es preferible humedecer los suelos secos con mucha anticipación a las heladas, de tal suerte que el sol caliente el suelo.

Eliminación de cultivos y protección y Control bacteriano 

Eliminando los cultivos de protección
Para lograr la protección pasiva contra las heladas, es mejor eliminar toda la vegetación (cultivos de cobertura) de los huertos y viñedos. Al eliminar los cultivos de protección el suelo absorberá más radiación y por lo tanto mejorará la transferencia y el almacenaje de energía.

Los cultivos de cobertura contienen concentraciones más altas de bacterias activas nucleadoras de hielo (INA) que los huertos y los viñedos; de tal forma que la presencia de vegetación en los pisos de huertos y viñedos aumenta las concentraciones de las bacterias INE en el cultivo y por ende el riesgo potencial de daño por heladas.

Por lo general, el segar, cultivar y asperjar con herbicidas son métodos que ayudan a eliminar la vegetación en el suelo. De ser posible, el cultivo de cobertura debe ser segado lo suficientemente temprano para permitir que los residuos se descompongan; de otra manera, será necesario eliminar la vegetación segada.

Control bacteriano
Para que ocurra el congelamiento, o para que inicie el proceso de formación de hielo, es necesario contar con la presencia de bacterias INA. Mientras más alta sea la concentración de bacterias INA, mayores probabilidades habrá de formación hielo.

Después de formado, el hielo se propaga hacia el interior de las plantas a través de orificios en la superficie del tejido vegetal.  Por lo común, se utilizan plaguicidas (compuestos de cobre) para matar a las bacterias; o se aplican bacterias activas no nucleadoras (NINA) que puedan competir con las bacterias INA y reduzcan sus concentraciones.

Debido al costo relativamente bajo del riego por avenidas, los beneficios económicos resultantes son muy grandes y es un método común en muchos países. Se puede alcanzar hasta 3 a 4°C de protección mediante este método de riego, si se aplica antes de una helada.

El tirante de agua que se debe aplicar dependerá del equilibrio entre la energía presente durante la noche y la temperatura del agua.


Aislamiento con espuma

Aislamiento con espuma
Se ha demostrado que la aplicación de espumas de aislamiento aumenta la temperatura mínima en las superficies foliares de cultivos de poco crecimiento, hasta 10°C.

No obstante, este método no ha sido adoptado por los productores debido al costo de los materiales y la mano de obra, así como a los problemas que se presentan al intentar cubrir áreas grandes en poco tiempo; sobre todo por la falta de exactitud en los pronósticos de heladas.

Cuando se tiene la posibilidad de aplicarla, la espuma evita pérdidas de radiación en las plantas y atrapa la energía ascendente que proviene del suelo. La protección es mejor durante la primera noche y disminuye con el tiempo debido a que la espuma también bloquea la energía evitando que se calienten las plantas y el suelo durante el día y además se deshace con el tiempo.

Mezclar aire y materiales líquidos en la proporción adecuada para crear muchas pequeñas burbujas, es el secreto para producir espuma con baja conductividad térmica.



Fuente: Artículo extraído del Manual: “Frost protection: fundamentals, practice and economics,” originalmente publicado por FAO, escrito por Richard Snyder y J.Paulo de Melo-Abreu. 


jueves, 8 de octubre de 2015

Nuevas Aplicaciones (apps) para Agrónomos


Cada día más agricultores, agrónomos y personas relacionadas a la agricultura usan dispositivos móviles para estar en comunicación. Algo que va en aumento con esto es la oferta de aplicaciones (apps) para distintos usos, por la facilidad de descarga y practicidad de uso, se prevé que para el 2017, la descarga de estos apps podría exceder de 100 millones.



Esto tiene un fuerte impacto en la agricultura, ya que son diseñados específicamente para el sector; sin embargo, es difícil saber cuál app será de utilidad y resolverá una necesidad ya que por cada uno de este tipo hay muchos que solo son descargados y después de un uso son desechados por su falta de utilidad.

Optimizer 2.0 (Actualizado).Esta app utiliza datos de estaciones climatológicas cercanas y de sensores de humedad del suelo e indica el momento apropiado para activar el sistema de riego de acuerdo a la demanda del cultivo. El software permite que el agricultor o asesor edite fácilmente su programa de riego, esto es de gran utilidad cuando se presentan cambios bruscos de clima.

CP ProductsCalculators. Esta app permite al usuario calcular la cantidad de producto a aplicar en las boquillas, tanto para aplicaciones al drench o foliares. Si necesitas saber cuál es mejor tip para su sistema de aspersión, el CP te puede ayudar a determinarlo y hacerlo más eficiente al momento de la aspersión o pulverización. (Android, iPad, iPhone).

Tothesheld. Esta app fue desarrollada por Agrotypos SA, establece una red de comunicaciónde vendedores y compradores de productos agrícolas. Exportadores, importadores, brokers, revendores, cooperativas, agricultores y toda persona relacionada en productos agrícolas y ganadería pueden descargar esta aplicación y estar al tanto de nuevas ofertas y oportunidades de negocio. (iPad, iPhone)

Climate App. Desarrollado por la Universidad de Nebraska-Lincoln, esta app ayuda al agricultor a monitorear la temperatura del suelo. Publica mapas que muestran recientes altas y bajas de temperaturas del suelo, esto con el fin de mantener al agricultor al pendiente de los cambios de temperatura que pudieran afectar a su cultivo.Presenta las siguientes opciones de monitoreo: 1) máxima temperatura del suelo del día anterior, 2) mínima temperatura del suelo del día anterior, 3) temperatura promedio del suelode los últimos 7 días, 4) temperatura del suelo del día, y 4) precipitación total del día.

Si quieres conocer más visita CROPLIFE 15 BEST APPS

o Google Play APPS AGRONOMY ANDROID


Híbrido de Papaya del INIFAP


INIFAP desarrolla híbrido de papaya tolerante a plagas, altas temperaturas y con mayores rendimientos



INIFAP desarrolla híbrido de papaya tolerante a plagas, altas temperaturas y con mayores rendimientos El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) generó en el Campo Experimental Huimanguillo, en Tabasco, el nuevo híbrido MSXJ: Carica papaya L., con calidad para el mercado nacional y de exportación. La innovación tecnológica MSXJ es una cruza de papaya de pulpa roja con tolerancia a altas temperaturas durante la etapa de floración y fructificación.

Este genotipo tiene como progenitores a la variedad Maradol (selección Tabasco) de donde hereda su consistencia y tamaño, así como de la línea criolla “J”, de la cual obtiene su resistencia a plagas, enfermedades y la tolerancia a altas temperaturas.

Durante una prueba de evaluación de siete genotipos de papaya, llevada a cabo en el Campo Experimental del INIFAP en Valle de Apatzingán, Michoacán, este híbrido presentó un potencial de rendimiento de 132 toneladas de fruta por hectárea, en comparación con el cultivar testigo Maradol que presentó un rendimiento de 71 toneladas por hectárea.

Con este híbrido generado por el INIFAP es posible incrementar la producción hasta un 53.7 % respecto al cultivo Maradol. Cabe destacar que el rendimiento promedio del cultivo de la papaya a nivel nacional es de 50.1 ton/ha. Los investigadores del INIFAP hacen un llamado a implementar esta tecnología mexicana. En cuestiones prácticas recomiendan plantar este híbrido en temporada de primavera-verano (mayo a julio) con una densidad poblacional de 2500 plantas/ha, así como establecer 3 plantas por golpe para realizar la práctica del sexado y dejar la planta hermafrodita.

De acuerdo al SIAP el año 2012 en México se cultivó 14,226. 85 ha de papaya con una producción de más de 712,917 toneladas correspondiente a un valor de dos mil millones 656 mil 237 pesos.


México está ubicado en el quinto lugar a nivel mundial como productor de este fruto y el primer lugar en exportaciones, con un volumen comercial de 104 mil 681 kilogramos, siendo su principal mercado Estados Unidos que registra el 98 por ciento del total de las divisas por este concepto.

Fuente: http://www.sagarpa.gob.mx/saladeprensa/2012/Paginas/2013B454.aspx (12/08/13)

Translate the Blog

Seguidores del Blog. ¡Únete!

Seguidores Google+

Se ha producido un error en este gadget.